>

Igualdatón se propone derrumbar las barreras para la independencia económica de las mujeres


El evento está preparando a 12 equipos interdisciplinarios con metodologías innovadoras para que propongan soluciones a cuatro problemáticas actuales que dificultan la autonomía económica de las mujeres, agravadas actualmente por la pandemia.

La crisis económica por la pandemia ha agravado problemáticas de desigualdad que ya estaban presenten en la sociedad alrededor del mundo. Aunque todas las personas vivimos la crisis, las mujeres tienen barreras adicionales para poder independizarse económicamente para sustentarse y mantener a sus familias.

El trabajo doméstico no remunerado, el poco acceso al crédito para el desarrollo de las Pymes y la poca visibilización que tienen las empresas lideradas por mujeres son algunas de las barreras adicionales que dificultan la estabilidad económica de las mujeres.

El Igualdatón es un evento que propone preparar a 12 equipos interdisciplinarios para que propongan soluciones efectivas, oportunas e innovadoras que solucionen estas problemáticas sistémicas, que funcionen como semillero para las instituciones públicas del país.

Los equipos de trabajo están conformados por personas del sector privado, público, académico y personas de la sociedad civil que han vivido de primera mano los retos que se proponen solucionar.

En el proyecto participan en total 113 mujeres y 13 hombres, entre participantes, personas mentoras y acompañantes de los proyectos.

María Fernanda Madriz es estudiante de ingeniería en producción industrial en la Universidad Técnica Nacional y va a aportar sus conocimientos en materia prima y proveedores en el segundo reto del evento, relacionado con los encadenamientos de las Pymes lideradas por mujeres.

“Recibí la invitación y no lo pensé dos veces, como estudiante de universidad pública creo que debemos retribuir la educación que nos han dado, contribuir al país y en este caso proponer soluciones a los efectos que ha tenido la pandemia”, dijo Madriz.

Por medio de entrevistas, el equipo de Madriz identificó que las mujeres emprendedoras tienen fácil acceso al conocimiento que requieren para mejorar sus encadenamientos productivos, pero no saben cómo aplicarlo y esperan plantear una solución para “darles las herramientas”.


Sobre el evento

El “Igualdatón” cuenta con el respaldo y apoyo de la Presidencia de la República, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC),  la Maestría en Gestión de la Innovación Tecnológica (Magit) de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA) y la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (Proinnova) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

La iniciativa forma parte del Programa “Ganar-Ganar: La igualdad de género es un buen negocio” una iniciativa de cooperación internacional en la que participa ONU Mujeres, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED).


Sofia Cordero es otra de las participantes del evento y forma parte de uno de los equipos que busca soluciones a la falta de acceso al crédito que muchas pequeñas y medianas empresas sufren.

Cordero es administradora de empresas y se dedicó a trabajar en banca durante diez años hasta que las complicaciones de salud de uno de sus hijos le demandó mucho tiempo y tuvo que dejar su puesto para iniciar un negocio propio que se ajustara a sus nuevas necesidades.

En el proceso Cordero se dio cuenta de que los requisitos para formalizar un negocio “son tantos, tantísimos y en ocasiones costosos” y que el capital semilla disponible en el país se le otorgaba a negocios sin “garantía real”; en otras palabras, su negocio tenía que estar establecido y estar generando ganancia para poder ser atractivo a los inversores.

“Cuando mujeres con tiempo limitados y recursos recontra limitados nos encontramos en esta situación, parece un callejón sin salida”, dijo Cordero.

Hace alrededor de 20 años que dejó su puesto y es hasta este año que consiguió el capital semilla que necesitaba para desarrollar su negocio, el cual se le entregó un mes antes de que la pandemia llegará al país.

“Los que si lo logran son sobrevivientes de las instituciones financieras y las que tienen mejor suerte en algún momento pueden tener financiamiento de familiares para iniciar. No importa si el emprendimiento es maravilloso si no logran pasar por ese camino escabroso y dejan la piel en el emprendimiento para lograr tener financiamiento”, contó Cordero.

Cordero quiere hacer escuchar su voz y aportar su experiencia en el Igualdatón para encontrar soluciones colocadas en la realidad que se puedan aplicar pronto, porque “se pueden hacer tesis pero hay que trabajar ya”.

Las alianzas son la clave

Los distintos sectores involucrados en la Igualdatón participan como mentores, acompañantes o directamente como participantes.

Los primeros son especialistas en el área de innovación y son los encargados de preparar a los equipos para la metodología de trabajo y la investigación que realizarán para llegar a sus propuestas o prototipos.

La coordinadora a.i. del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), María Picado, es parte del comité consultivo del proyecto y celebra la relación del proyecto con la institucionalidad pública del país, la cual —asegura— es la que “le puede dar seguimiento a las propuestas”.

“El Inamu tiene una relación natural con las mujeres porque trabajamos los temas afines a la igualdad. En este caso, de autonomía económica de las mujeres, cobra relevancia por la crisis mundial y nacional que ha afectado a muchas personas, pero de manera particular a las mujeres”, comentó Picado.

La UCR se involucra en el evento por medio de Proinnova con dos gestores de innovación con experiencia en proyectos que brindan mentoría a equipos participantes.

“La innovación es la apuesta que hay que hacer para resolver los problemas más complejos y relevantes de la sociedad. De esa forma se pueden traer ideas frescas para encontrar cómo darle vuelta a esa disparidad histórica que viven las mujeres”, comentó Marianela Cortés, directora de Proinnova.

Otra alianza importante para el evento es con la empresa transnacional Accenture, de consultoría estratégica. Esta empresa forma parte de la iniciativa “Ganar ganar” desde el 2018 y participa en el Igualdatón con 15 personas  y 240 horas voluntariado entre participantes, mentoría y acompañantes.

La especialista en diseño UX de Accenture, Laura Escude, forma parte del equipo de mentores con el que cuentan los participantes y los guiará en el método design thinking, utilizado para reflexionar sobre los problemas y reformularlos por medio de la investigación.

“Es un método que permite poner la creatividad al servicio del impacto social y para eso tenemos que trabajar de forma interdisciplinaria. Accenture cree que a partir de la innovación podemos mejorar cómo se vive y trabaja el mundo, y por eso ofrecemos el talento y conocimiento que ponemos a nuestros clientes”, explicó Escude.

Los participantes se encuentran actualmente en el proceso de capacitación y paralelamente realizan la investigación necesaria para respaldar sus propuestas. De los 12 equipos se escogen 3 propuestas ganadoras pero todas las propuestas se pondrán a disposición de las instituciones públicas y empresas privadas con interés de aplicar las ideas en sus programas de responsabilidad social.

Para más información sobre el evento puede consultar su página web: igualdaton.org/

Lucía Molina, periodista de Semanario Universidaddista



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Slide background
Universidad de Costa Rica - UCR


Vicerrectoria de Investigación
Proinnova UCR

Universidad de Costa Rica © Copyright 2016