UCR CREA INFORME DE VIGILANCIA PARA REDUCIR USO DE AGROQUÍMICOS EN PIÑA


Durante el año 2014, Costa Rica produjo 2.1 millones de toneladas de piña y, según datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), es el líder mundial en producción de este cultivo. Sin embargo, existen cuestionamientos sobre su impacto ambiental y en la salud humana debido al uso irresponsable de agroquímicos.

Por esto, un gestor de Proinnova UCR y el Departamento de Patentes e Información Tecnológica de la Oficina Española de Patentes y Marca (OEPM) generaron un informe de vigilancia con el propósito de generar recomendaciones para el control de plagas que afectan la piña mediante bioplaguicidas.

Si bien el uso de agroquímicos no es malo per se, el informe plantea: “debe de hacerse de manera responsable siguiendo las recomendaciones del fabricante, de un ingeniero agrónomo, usando equipo de protección y almacenándolo y desechándolo de manera correcta”.

El informe plantea una recomendación central para los productores de piña: sustituir los agroquímicos por bioplaguicidas para el control de plagas en el cultivo.

Según Villegas, el uso de bioplaguicidas en lugar de agroquímicos podría derivar en una certificación del producto como orgánico, lo que le daría un mejor precio en el mercado.

“El principal beneficio es que se reduce el riesgo de que existan contaminaciones con agroquímicos o poder reportar las contaminaciones a las autoridades competentes apenas ocurran”, aseguró el gestor del informe.

Incluso, según mecanismo de control biológico utilizado, podrían reintroducirse especies nativas, además de que puede ayudar en el ciclo de vida de otras especies nativas de la zona.

Según el informe, algunas prácticas sencillas pueden ayudar a mantener un control biológico de plagas, tales como la preparación previa y mantenimiento constante del terreno para garantizar un drenaje adecuado, el uso de “semillas limpias”, la implementación de métodos de control como cepas de hongos y bacterias benéficas, o, incluso, el desecho apropiado de plantas y frutas descartadas.

El documento concluye que, aunque el uso de agroquímicos no es malo por sí mismo, aún falta capacitación por parte de las autoridades y profesionales pertinentes para el uso correcto de estas sustancias y el respeto por el ambiente entre los trabajadores agrícolas.

Además, plantea que se deben implementar otras medidas para aumentar la productividad y sostenibilidad de la piña, como la selección de terrenos planos para cultivar, empacar las piñas sin coronas en empaques reutilizables o mejorar la eficiencia de la cadena de frío.

El informe surgió en el marco del programa de CATI y de la OMPI, después de una reunión en 2017 donde se definieron temas para elaborar informes de vigilancia tecnológica relevantes para la región de Centroamérica y República Dominicana.

La directora de Proinnova, Marianela Cortés, aceptó en representación de la institución el reto de realizar el informe sobre piña como parte de los esfuerzos de la UCR para brindar soluciones al país sobre los problemas relacionados con los agroquímicos utilizados en la agricultura.

Puesto que la piña genera un valor anual aproximadamente superior a los $2.3 mil millones en la región, Villegas presentó el informe en la lV Reunión Centroamericana de Expertos de la Red Subregional de Centros de Apoyo a la Tecnología y a la Innovación en los Países Centroamericanos y la República Dominicana (CATI-CARD), organizada por la OMPI.

Valeria López Sedó



Slide background
Universidad de Costa Rica - UCR


Vicerrectoria de Investigación
Proinnova UCR

Universidad de Costa Rica © Copyright 2016