>

TARJETAS IDENTIFICADORAS DE BILLETES PARA PERSONAS CIEGAS NECESITAN SOCIOS


Dispositivo fue diseñado por el director de la Escuela de Artes Plásticas, Eric Hidalgo, y su modelo de producción ha permitido que se distribuya de manera gratuita.

La UCR se encuentra actualmente en la búsqueda de alianzas para la distribución de unas 2.500 tarjetas que permiten a personas ciegas reconocer las distintas denominaciones de billetes.

Se trata de una tarjeta diseñada por el director de la Escuela de Artes Plásticas, Eric Hidalgo, quien desarrolló el mecanismo con el objetivo de beneficiar a las más de 10.000 personas que sufren algún tipo de discapacidad con proyección de actividad económica activa.

La tarjeta se presentó en el año 2013 y se distribuye desde 2014 con el apoyo del Patronato Nacional de Ciegos (Panaci) y otras instituciones especializadas; sin embargo, actualmente necesita de más alianzas a nivel regional para llegar a más personas dentro y fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM).

Según los datos de distribución manejados por Proinnova-UCR, ya se han colocado unas 2.500 de las 10.000 unidades que se imprimieron en el año 2014, por lo que el nuevo objetivo será colocar al menos otras 2.500 en los próximos meses.

Al respecto, el académico y creador del dispositivo, Eric Hidalgo, aseguró a UNIVERSIDAD que su distribución es esencial porque se trata de un dispositivo que ha logrado satisfacer las necesidades para las cuales fue creado; principalmente porque ha servido como un medio sencillo para evitar estafas o cualquier tipo de confusiones.

“La tarjeta se utiliza de forma muy sencilla, solo se envuelve la tarjeta con el billete y, como cada billete tiene una medida diferente, la tarjeta está diseñada para que el billete alcance un escalón diferente”, explicó Hidalgo. Así mismo, cuenta con colores para las personas con baja visión, pero que logran distinguirlos.

El “negocio”

Para poner la tarjeta al servicio de la población con algún tipo de discapacidad visual, Hidalgo solo solicitó que su método de distribución permitiera que llegara de forma gratuita a las personas beneficiadas.

Así, desde la Universidad se buscaron alianzas primero para la producción y luego para la distribución, proceso que sigue en marcha.

En el caso de la producción, el diseñador explicó que el primer tiraje fue patrocinado por el BAC San José, banco que participó del proyecto como parte de su programa de responsabilidad social corporativa.

Por otro lado, la distribución se ha concretado con alianzas, método que ahora busca fortalecerse para expandir la distribución de la mejor manera posible.

Por su parte, la gestora de innovación de Proinnova a cargo de acompañar el proceso, Yorleny Campos, añadió que precisamente el máximo objetivo del proyecto en la actualidad es alcanzar esas zonas a las que no se ha podido atender, principalmente aquellas “más alejadas del Valle Central.

El trabajo continúa

Trabajar en beneficio de la población con algún tipo de discapacidad visual no ha sido un proceso sencillo para Hidalgo.

Según reconoce, con el paso del tiempo se identifican cada vez más necesidades, por lo que además, trabaja en otro par de proyectos que permitan a esta población verificar la denominación de sus monedas y para facilitar su proceso de firma en documentos importantes.

De esta manera, Hidalgo espera seguir colaborando con la población con problemas visuales, comunidad que representó más del 5,8% de los habitantes del país en el último Censo Nacional de Hogares (2011).

Josué Alfaro



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Slide background
Universidad de Costa Rica - UCR


Vicerrectoria de Investigación
Proinnova UCR

Universidad de Costa Rica © Copyright 2016