Gestión de las innovaciones agroalimentarias de la Universidad de Costa Rica


El sector agroalimentario del país sigue teniendo aún un peso importante en la economía, este aporta el 5% del PIB, y genera el 13% de empleos, sin embargo, existe el reto de ser más competitivos en el contexto de la  economía globalizada. Llegar a serlo pasa por la sinergia de variados procesos administrativos, legales y logísticos, entre muchos otros y dentro de esto uno que resulta fundamental para lograr tal objetivo es la innovación. 

Sin embargo, obtener innovaciones de peso que efectivamente ayuden a elevar el nivel competitivo del país es retador y se necesita madurar los procesos del ecosistema de innovación nacional, el cual es complejo por la multiplicidad de actores. Dentro de cualquier ecosistema de innovación existe un elemento importante y es el que nos ocupa en este blog: la gestión del conocimiento novedoso, que involucra análisis, protección y seguimiento, generado en las Universidades, Centros de Investigación, entre otros y la aplicación de ese conocimiento mediante el uso de la propiedad intelectual. 

En este sentido hablaremos de la gestión del conocimiento generado en la Universidad de Costa Rica así como el uso de la propiedad intelectual como herramienta para realizar transferencia de tecnología; el objetivo primordial es otorgar a empresas, asociaciones u organizaciones en general conocimiento innovador.  

Muchas veces el uso y la aplicación de estas herramientas de propiedad intelectual con la finalidad de potenciar innovaciones en el sector agroalimentario en países en vía de desarrollo así como su correcta gestión han quedado relegados de manera general a la inscripción de patentes de productos para la agricultura provenientes de países más desarrollados. Es importante entonces ofrecer una perspectiva sobre la gestión de las innovaciones y el desarrollo de estrategias de protección de la propiedad intelectual desde la visión de una universidad pública con la finalidad de impactar positivamente el sector socioproductivo local así como elevar el nivel competitivo del país.

Para ello, se debe tener claro las posibles implicaciones de los proyectos desde la formulación, en el sentido de si éstos van a generar un producto, procedimiento o servicio novedoso que pudiera estar sujeto a la protección mediante el uso de la propiedad intelectual y ser transferido al sector externo a la universidad así como la existencia de un vínculo previo con alguna organización. En el caso de área de Ciencias Agroalimentarias, donde se incluyen las áreas de Economía Agrícola, Fitotecnia, Zootecnia y Tecnología de Alimentos, los proyectos de innovación suelen ser variados y por su propia naturaleza es normal que exista vínculo con organizaciones desde el inicio. 

Ejemplos de gestión y transferencia

El híbrido de papaya Pococí, o bien “papaya perfecta” como se conoce en el mercado, ha sido uno de los proyectos de innovación gestionado por Proinnova-UCR. En un primer paso se realizó el análisis para definir la estrategia de protección del híbrido y se optó por secreto industrial. Esta decisión se fundamentó en que en aquel momento no existía legislación para la protección de variedades vegetales; una vez definido ese punto se procedió realizar la transferencia. 

Desde el punto de vista de investigación la estrategia de protección implicó a los investigadores involucrados no hacer ninguna publicación sobre el proceso de mejoramiento genético, ni divulgar cuáles son los parentales. 

De este modo y gracias también a factores como la conformación de grupos de productores, el trabajo del PITTA papaya, la existencia de un paquete tecnológico otorgado a los productores, el esfuerzo de Procomer, es que la papaya Pococí se logró posicionar a nivel nacional e internacional y ha permitido al país pasar de 75 hectáreas en 2005 a casi 1000 hectáreas al día de hoy. Otros beneficios han sido la generación de empleo, de encadenamientos productivos de productores y por primera vez exportar papaya principalmente a Canadá y Europa con una variedad 100% costarricense y que hasta al día de hoy sigue vigente. 

Otro proyecto gestionado por Proinnova-UCR, esta vez del área de tecnología de alimentos, fue el desarrollo una metodología para producir pulpa de café deshidratada o “cáscara” como se conoce el producto a nivel internacional. La cáscara puede ser utilizada para realizar infusiones, refrescos y repostería entre otros. Una característica importante del producto desarrollado es la conservación de las propiedades nutracéuticas luego de su proceso de elaboración. 

La estrategia de protección aplicada para este proyecto consistió también en secreto industrial con el fin de proteger la información de la metodología desarrollada, lo cual nuevamente implicó a los investigadores no realizar ninguna publicación que revelara aspectos técnicos. 

Dicha gestión permitió una transferencia de tecnología exitosa, además de otorgar la posibilidad de diversificar la producción a la pyme Las Canelas S.A., la cual ha logrado abrir mercado y posicionarse a nivel internacional como una empresa que ofrece un producto de excelente calidad, además de que ha permitido generar empleo en una zona rural y darle mayor valor agregado al café. Vale la pena recalcar que es una metodología utilizada exclusivamente en Costa Rica. 

La gestión del conocimiento no solo ha ayudado a pymes si no que también ha permitido la gestación de emprendimientos, tal es el caso de SIWA INTERNATIONAL JUICES S.A. en el cual su operación comercial se basa en metodologías desarrolladas por la UCR para la producción de jugos microfiltrados de frutas. Este desarrollo se basa en adaptación de tecnología de microfiltración tangencial para la producción de frutas tropicales. 

Las metodologías para la producción de dichos jugos están protegidas mediante secreto industrial, a partir de esto se procedió a transferir el conocimiento al emprendimiento. Luego de un proceso de asimilación de la tecnología y de pruebas en el mercado, en este momento los jugos se pueden adquirir en una cadena de supermercados a nivel nacional, además de tener opciones para empezar a exportar. Es importante mencionar también que se han logrado encadenamientos productivos con productores de zonas rurales para el suministro de materia prima. 

La gestión, protección y transferencia de tecnología ha permitido a la Universidad de Costa Rica apoyar el desarrollo socioeconómico del país, crear nuevos y mejores empleos pues éstos requieren mayor conocimiento técnico, permitiendo promover nuevas actividades económicas que se traducen en un aumento en la recaudación de impuestos, el establecimiento de encadenamientos productivos, nuevas opciones económicas en zonas rurales, diversificación de exportaciones y finalmente aportar a la mejora de la competitividad del país. 

 

Manuel Flores es Máster en Gerencia de Proyectos de la Universidad Latina de Costa Rica, Licenciado en Ingeniería Agronómica de la Universidad de Costa Rica y Licenciado de Administración de Empresas en la Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica.

Manuel es Gestor de Innovación en Proinnova desde el 2011 para las áreas de Ciencias Agroalimentarias y Salud. Cuenta con conocimientos avanzados en Propiedad Intelectual, Protección de Variedades Vegetales y ha participado en transferencias de proyectos a empresas, emprendimientos y asociaciones relacionados con la Agroindustria y el Sector Agrícola. 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Slide background
Universidad de Costa Rica - UCR


Vicerrectoria de Investigación
Proinnova UCR

Universidad de Costa Rica © Copyright 2016